Filmmaking

10 consejos si estás comenzando a ser cineasta

1. Estudia a los grandes fotógrafos.

Un gran fotógrafo puede transmitir toda una historia en un preciso momento. Al estudiar a los grandes como Man Ray, Robert Capa, Diane Arbus, etc, podrás saber la composición y miradas que necesitas transmitir en tus películas.

2. No trates de hacerlo como lo hacen otros cineastas, ya sean famosos o no.

Confía en tu visión, construye tu propio estilo. Trabaja tu propia sensibilidad y exprímela.

3. Leer ayuda

Si quieres ser guionista, dedícate a escribir al menos 1 hora al día y a leer otra. Lee guiones o novelas, pero lee.

4. Tus errores son parte de tu arte y parte de tu estilo.

Los errores revelarán algo más profundo, más profundo y más específico. Son más interesantes que tus éxitos.

5. No seas tímido para probar cosas nuevas.

Tampoco para compartir lo que haces. Al hacer un cortometraje te estás comprometiendo con tu equipo de actores y técnicos. Se disciplinado y acaba el trabajo, compártelo, crece a partir de las críticas.

6. El medio audiovisual es un lenguaje, al igual que la escritura, tiene sus propias reglas.

Entre mejor conozcas el lenguaje, más fácil será transmitir lo que sientes. Recuerda que hay muchas personas que saben leer y escribir, pero no todos son capaces de hacerlo como lo hacía Cortázar  o crear mundos e historias como las de Julio Verne. Busca algo que tenga sentido ser contado, hay valores universales con los que cualquiera puede relacionarse, encuéntralos. Busca el encuadre que intensifique lo que estás intentando transmitir al espectador.

7. No te limites a trabajar siempre con la misma gente, existen más actores y técnicos más jóvenes que aportarán su propia sensibilidad a tu proyecto. Cuando encuentres las personas adecuadas que entiendan cómo funciona no los veas como rivales, pueden ser futuros colaboradores.

8. Descansa.

Te hará más relajado y más centrado en lo que estás haciendo. De lo contrario, quemarás tu energía, estará nervioso y no tendrá el enfoque o la perspectiva necesarios en el trabajo.

9. La paciencia es una virtud.

En pre-producción es cuando tienes que lidiar con todos los problemas, como: No hay suficiente dinero. Hay que quitar esto. Esta ubicación no está disponible. Dónde consigo un actor. Es el momento en que tienes que escoger entre tu imaginación y la realidad, y siempre sientes que nunca lo lograrás porque es muy complicado y todo se resiste. Pero con paciencia y las cosas claras, todo sale.

10. Lo esencial es tener las preguntas correctas.

El cine es más sobre preguntas que sobre respuestas. ¿Qué quiero contar? ¿Cómo lo puedo contar? ¿ Qué necesito para contarlo? ¿ Cómo puedo hacerlo? etc.  Cuando respondes a estás preguntas, el camino puede ser realmente más llevadero.

Anuncios