Listas

6 clásicos del Neorrealismo Italiano que no te debes perder

En el periodo después de la Segunda Guerra Mundial (el dopoguerra) , los cineastas italianos salieron a las calles para hacer historias sobre personas comunes que viven en un país devastado por las tragedias de la guerra. Aquí dejamos una lista de películas sobre uno de los movimientos más importantes de la historia del cine: el neorrealismo italiano.

1. Roma, Città Aperta

Resultado de imagen de Roma, ciudad abierta

Inicialmente concebido como un documental sobre Don Giuseppe Morosini, un sacerdote acusado de actividad de resistencia y ejecutado por los nazis, el alcance de la película se amplió para incluir otras historias de la vida italiana bajo la ocupación alemana. Fue protagonizada por personalidades romanas como Aldo Fabrizi y Anna Magnani, y fueron ellos quienes ayudaron a impulsar el proyecto a través de una variedad de dificultades. Roma, por supuesto, había sido liberada cuando comenzó el rodaje, pero las condiciones seguían siendo difíciles, ya que a menudo Rossellini se quedaba sin fondos, recurriendo a películas recicladas. A pesar de su producción de estilo guerrillero, Roma, Città Aperta es una película crucial en el desarrollo del neorrealismo. Condujo a varias películas más que, si no son estéticamente homogéneas, unidas por una manera única de mirar el mundo.

2. Germania, Anno Zero

Imagen relacionada

En su breve ensayo, el director Gianni Amelio  nos cuenta sobre Edmund (Edmund Meschke), un niño de 12 años que tiene que asumir prematuramente las responsabilidades de un adulto en un devastado Berlín de la posguerra. “Los adultos que rodean al pequeño Edmund no son vampiros, sino zombies”, dijo el director Amelio, “se mueven entre los escombros de su ciudad sin pasado ni futuro, entre la vida y la muerte”.

3. Francesco, giullare di Dio

The Flowers of St. Francis (Francesco, giullare di Dio, 1950)

Las adaptaciones cinematográficas de la vida de San Francisco de Asís han sido variadas.

La película de Rossellini de 1950, Francesco, giullare di Dio (Francis, el bufón de Dios) llega en un momento de transición en la carrera del director, entre su trabajo neorrealista de mediados de la década de 1940 y sus imágenes más psicológicas de principios de la década de 1950, un hecho que se refleja en la mezcla cinematográfica de la estética neorrealista con un sentido mucho mayor de la estilización.

Un hito de la cinematografía humanista, Ladrón de Bicicletas fue un trabajo clave en el movimiento cinematográfico de la década de 1940. De Sica continua con el naturalismo cinematográfico iniciado por Rossellini, contratando a no profesionales como actores y sacando la cámara a las calles para registrar fielmente las realidades sociales de una Europa que lucha para volver a ponerse en pie después de la Segunda Guerra Mundial.

Adaptada de una novela de Luigi Bartolini, la tragedia silenciosa de la búsqueda desesperada de un padre por una bicicleta robada de la que depende su trabajo tiene una simplicidad similar a una fábula.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s