Filmmaking

5 consejos para sobrevivir como cineasta independiente

Bienvenido cineasta:

¿Has decidido renunciar a un trabajo que tu familia considera estable y aventurarte en el inestable mundo del cine independiente, no eres el único… y en Nufilms estamos para ayudar. El cine independiente no es para los débiles de corazón, ya que trae consigo ansiedad, inestabilidad económica y puede derivar en depresión… pero eso no está tan mal, ya que como artista esas crisis hacen florecer la imaginación.  Encontrar una manera de subsistir en el mundo del cine es difícil, pero aquí daré unos consejos que me han permitido salir y poder vivir del audiovisual.

 

 1. Conoce tu presupuesto

Saber cuánto necesitas gastar en un proyecto teniendo en cuenta hasta el último centavo te permitirá poner en práctica un plan de manera realista y saber si te conviene aceptar un proyecto o no. Tienes que saber cuánto estarás invirtiendo en tiempo y dinero. Muchas veces en el medio audiovisual nos contratan y con la esperanza de aceptar nuestro primer trabajo aceptamos presupuestos miserables en los que salimos perdiendo en vez de ganar, simplemente por no tener en cuenta el transporte, la comida o la mano de obra y servicios que necesitaremos para abaratar costos y que el cliente nos de el trabajo. Si de verdad consideras que hay algo de talento en tu trabajo, no te menosprecies, ya llegará un cliente que esté dispuesto a pagar tu tarifa.

Ahora, podrás preguntarme ¿y qué pasa con esos proyectos que me resultan atractivos?Periódicamente, surgirán proyectos mal pagados o sin paga, lo que te debes preguntar es: ¿Trabajaré con personas con las que disfruto trabajar o de las que puedo aprender algo? ¿Hay personas que estén relacionadas de alguna manera y yo me pueda beneficiar de ello? ¿Me interesa el proyecto / me emociona?  ¿Tendré la oportunidad de ser creativo y superar mis límites? ¿Se terminará el proyecto? ¿Cómo afectará esto a mi currículum?  ¿ De verdad vale la pena o harán algo mediocre?  Las respuestas a estas preguntas informan directamente a tu elección de decir sí o no a cualquier proyecto.

Eso sí, tienes que ser consciente de que cada proyecto en el que te involucres dirá algo de ti y de tu trabajo, así que tú deberás dar el 100% o 200% de ti en cada proyecto. Nunca se sabe quién está en un rodaje y quién está viendo como trabajas. El esfuerzo y conocimiento son tus mejores tarjetas de presentación para que alguien te ofrezca estar en su próximo proyecto que quizás esté bien remunerado. Esto me lleva al siguiente punto:

2. Crea una Red

Se trata de números. Cuantas más personas conozcas, y cuantas más personas te conozcan y lo que sabes hacer, más grande será tu flujo de referencias y más potencial tendrás para trabajar. Así que sal y desarrolla relaciones con personas de la industria y la comunidad cinematográfica que podrían ser fuentes de referencias.

3. Adáptate

Esta industria está llena de cambios; nunca se detiene. Si decides seguir estancado en tus ideas, luchando por mantener las cosas igual, al final serás ignorado.

Necesitas saber adaptarte a lo que el cliente quiere.  Cuál es la tendencia en los videoclips o la publicidad. Mira cine, mira publicidad,  observa cuáles son las corrientes e intenta mezclarte con ellas. No luchar por hacer que tu visión que intenta emular a cineastas de los años 70 te limite, debes aprender a dar lo que la gente quiere.  Recuerda que muchas veces queremos grabar una gran epopeya como una película de la época temprana de Kurosawa y quizás el proyecto es un videoclip de reggeaton. Encuentra un punto en medio y evoluciona.

4. No vayas de listillo

La tecnología es una espada de doble filo. Nos permite hacer nuestro trabajo y, al mismo tiempo, lo hace más simple y más fácil de hacer ¿A cuánta gente conoces que se llama así misma cineasta por hacer un corto con una cámara o fotógrafo por tener instagram? . Me he encontrado con personas que dependen de la tecnología que utilizan para impulsar el misterio de su oficio, como si eso fuera lo que define a un artista o profesional. Si lo que haces depende de esta complejidad, solo será cuestión de tiempo antes de que la tecnología te reemplace. Estarás obsoleto. Creo que hoy, y más aún en los próximos años, la tecnología ha llegado al punto en el que cualquiera puede intervenir y hacer casi cualquier papel. Las pocas complejidades que quedan en el software o hardware eventualmente serán eliminadas. Además, si está confiando en que tu trabajo “es misterioso”  te invito a que mires tutoriales de youtube, verás que ya hay gente explicando gratis lo que tú estás haciendo.  Ser así sólo servirá para que otra gente piense que eres un cretino.

Lo que debe diferenciar tu trabajo de los demás es el tiempo de entrega y el resultado; trabajar en una historia que llegue a los demás. De nada sirve la mejor fotografía del mundo si tiene un guión infumable.

5.  Diversificar

” No pongas todos los huevos en la misma canasta”.

Ten tantas fuentes y tipos de ingresos diferentes como te sea posible. Al tener múltiples  ingresos, así como una variedad de ingresos, podrá mejorar tu calidad de vida. No esperes a hacerte millonario como director esperando tu primer gran puesto. Empieza a invertir en pequeños proyectos y diversificar tus ingresos.  Vende fotografías de archivo, da clases de fotografía, monta una tienda.  Yo personalmente he diversificado mis ingresos trabajando para empresas como Pliegues o Magnodream  , invirtiendo en una clínica de medicina o abriendo este Blog.

 

Que nada te pare.

 

Sígueme en instagram: @teofilmmaker

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s