Cine Críticas

Crítica de Glass ¿De verdad es tan mala?

Glass es verdaderamente una joya de cinematografía moderna, que cierra con el delicado y complejo análisis iniciado por las dos películas anteriores. Un viaje para descubrir la fuerza interior (o debilidad) que cada uno de nosotros tiene como ser humano. M Night Shyamalan dirige esta película, interpretada de una manera humana por parte de todos los protagonistas, sin excepción. Lamentablemente  ya se puede ver en las primeras críticas que decepcionará a todas aquellas personas que acuden al cine con la esperanza de ver una película de acción o de superhéroes.

Glass aborda el misterio de las almas, de lo que nos hace héroes o villanos… o simplemente humanos; y lo hace de una manera inteligente y delicada, como un verdadero artesano . Un producto verdaderamente sorprende por arriesgarse, cine para mentes altas y sensibles. Mostrar para reflexionar sobre nuestra existencia utilizando arquetipos y referencias casi alquímicas que el propio cine está hastiado de ver en los últimos años con Marvel y DC.  A diferencia de las grandes producciones de estudio, este es un viaje espiritual que explora el mundo de los cómics envolviendo a seguidores con protagonistas para responder la única pregunta que importa: ¿Quién soy?

Glass no es una película de superhéroes o una película de ciencia ficción repleta de acción, es un thriller psicológico con personas que tienen habilidades sobrenaturales …  Al igual que en Unbreakable y Split, surgirán dudas y podrás desarrollar teorías, pero al final todo terminará yendo en otra dirección, para dar un giro en otra.

M. Night Shyamalan hace todo lo posible por mantener la trama más cerca de la vida real que de la ficción al eliminar esencialmente los efectos especiales o cualquier tipo de CGI. Manteniendo un ritmo constante desde las escenas iniciales hasta los créditos, llena la película con diálogos inteligentes que cierran la brecha entre las tres película.

James McAvoy está absolutamente increíble en su transición entre diferentes personalidades, lo que sucede mucho más que en Split. Sarah Paulson trae un nuevo personaje y Samuel L. Jackson junto con Bruce Willis regresan a sus entrañables interpetraciones. La cinematografía es sólida con un uso efectivo de los colores y en el departamento de música, Shyamalan aprendió algo de Christopher Nolan o recordó quién es.

Quiero hacer una mención especial a Spencer Treat Clark, que repitió su papel de Joseph, el hijo de Willis, 19 años después de haberlo interpretado como un niño. Simplemente agrega mucha autenticidad a la historia y de verdad preña con carisma y empatía cada escena en la que está.

A diferencia de algunos de sus giros en productos anteriores, estos en realidad sirven a la trama y los personajes, por lo que cuando los créditos aparecen, todo tiene sentido y te deja sonriendo y sintiéndote satisfecho.

Es la revelación de un universo.

Anuncios

Un comentario

  1. Vengo de ver esta película y es una verdadera mierda, yo vi el protegido (buena película, decente) y un pedazo de split y no tenía idea que esta era la secuela, pensé que era una tomada de pelo, horrible la película!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s