Cine Críticas

Crítica de Velvet Buzzaw: Cuando el arte se gira en tu contra.

Desde el estreno de Nightcrawler en 2014, Dan Gilroy es un director al que conviene tener en el radar. Velvet Buzzsaw es su último trabajo como director y guionista. Lejos de dejar el impacto que consiguió con Nightcrawler, Velvet Buzzsaw es un sátira que funciona. Algunos espectadores pueden encontrar esta película pretenciosa y otros pueden encontrarla elegante, lo que puede dar lugar a una gran controversia. Tal como el arte mismo debe ser.

Realmente no hay un personaje principal, pero se podría argumentar que el enfoque central de la película está en Morf Vandewalt, interpretado por Jake Gyllenhaal. Después del fallecimiento de un anciano, sus pinturas se descubren y se exhiben para que todos las vean. Para su sorpresa, estas pinturas están poseídas (por definir) y comienzan a buscar venganza contra quienes buscan lucrarse con ellas. Personalmente, el concepto de esta película me intrigó a primera vista, pero después de ver cómo se desarrollaba la trama de la misma, me supo a poco el mensaje que predica. Es la denuncia a una frivolidad que surge entorno al arte en cualquiera de sus manifestaciones: la crítica; marchantes y usureros que se lucran a costa del talento de otros; el arte forzado, el arte mediocre y la bancarrota emocional de artistas explotados.

El giro de esta película no se sintió ganado para el final. Con un fuerte primer acto y un extraño segundo acto, esta película perdió todo su potencial durante el tercero, casi cayendo en lo caricaturesco. Lo doloroso de esta sátira es que se encarga de delinear a la perfección la realidad del mercado artístico y  los personajes que lo recorren; hablamos de gente  que trafica con esculturas gigantes de penes y vaginas, o incluso esferas enormes cuyo valor alcanza cifras con seis ceros a la derecha.

Debo admitir que este es uno de los elencos mejor ensamblados que he visto en las producciones de Netflix. Desde las actuaciones habituales de Jake Gyllenhaal y Toni Collette hasta las actuaciones siempre sobresalientes de John Malkovich y Rene Russo, junto a los recién llegados como Natalia Dyer y Daveed Diggs, me encontré comprometido sin importar lo que sucediera.  Su actuaciones casi caricaturescas ayudan en esta obra a la suspensión de la incredulidad.

Lamentablemente, como mencioné, esta película tien un tercer acto muy débil que fue de muchas maneras decepcionante. Aparte de algunos efectos visuales destacables y una gran fotografía en toda la película, la historia, en retrospectiva, no llegó a ninguna parte. Pude ver a dónde intentaba ir el director Dan Gilroy y la escena final de la película definitivamente muestra un futuro interesante para la historia, pero uno no llega tan involucrado en la historia como para preocuparse demasiado. Los personajes me invirtieron desde el principio en la trama y el giro me atrajo aún más, pero la película se desenreda de una manera que resulta tediosa, como escuchar a ese tipo gente en la vida real.

Al final, Velvet Buzzsaw es una película ambiciosa en términos de las nociones que trata de explorar y sorprender a su audiencia, pero me sentí decepcionado. Definitivamente elogio los aspectos técnicos, por lo que puedo recomendarla para los amantes del cine, pero realmente no creo que esta película encuentre un hogar fuera de ese círculo. Podría estar equivocado, pero creo que esta película es para un público muy especializado.

Velvet Buzzsaw es una película impresionantemente ambiciosa que se siente un poco desperdiciada al final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s