Filmmaking

5 razones por las que fracasa tu crowdfunding

Escribo este post porque estoy harto de ver gente mandándome el link de su crowdfunding y contando por redes sociales su próximo proyecto como si fuera un hecho para luego estrellarse. No me malinterpretes, yo siempre animo a que la gente luche por sus sueños. Sin embargo lo que he observado es que muchos colegas cineastas se estrellan cuando lanzan campañas para financiar su film.  Muchas de las campañas que veo en mi línea temporal de facebook o que me llegan por mensaje son de cineastas que se han embarcado sin pensar en la estrategia o están muy cerca del límite de tiempo y muy lejos de su objetivo. Pensé que podría ser útil enumerar algunos de los elementos que veo que son la principal razón para fracasar en las campañas de crowdfunding cuando estás comenzando a hacer cine.

1) No eres consciente de que nadie te va apoyar

Antes de tacharme como un pesimista, te invito a reflexionar. ¿Tienes un nombre?  ¿Has hecho algo que realmente diga que tienes talento? ¿Alguien realmente sabe quién eres todavía? Hay muchas maneras de hacer esto, comenzando por compartir tus conocimientos y experiencias con personas y defender a otros compañeros del medio. Este desarrollo de la identidad lleva tiempo y se debe comenzar mucho antes de pedir favores. Si no tienes una red de apoyo sólida de amigos, colegas y personas que disfrutan no sólo de tu compañía, sino el trabajo que realizas, no te presentes haciendo Spam y pidiendo dinero. Debes ser humilde y comenzar haciendo buenos proyectos que no te cuesten dinero. Hacer un buen proyecto no significa tener la mejor cámara; significa tener el mejor guión, saber dónde colocar la cámara, interpretar la luz, etc. y eso se hace estudiando, no pidiendo dinero.  No te digo que gastes miles en escuelas de cine sino te lo puedes permitir, pero educate en casa; mira tutoriales, lee libros, practica con tu cámara y entonces sal y pide favores para hacer proyectos que tengan más peso en la historia.

2) Tu objetivo no es realista.

En este momento, la cantidad más alta que personalmente he visto recaudada es de 15 mil € . Se trataba de un largometraje documental sobre íconos del cine de terror. La mayoría de los otros proyectos que he visto tienen éxito están recaudando menos de 3000€. El crowdfunding está destinado a iniciar tu proyecto, terminarlo o ser utilizado para algo claramente definido como un festival o su propio recorrido de proyección. No será su única fuente de financiamiento para toda tu película. Con el tiempo, a medida que tu audiencia crezca, esto podría cambiar. A menos que tengas una base de fans supersólida o amigos a los que se les caigan los billetes de los bolsillos. Yo te recomiendo iniciar un crowdfounding con cifras reales como 1000- 2000 € con eso puedes hacer mucho más que si pones la cifra de los 10000€ , llegas a los 2500€ y no ves ni un quinto porque no llegaste a la cifra. ¡Felicidades, perdiste 2000€.

3) No reconoces a tu audiencia.

Algo de sentido común es que tú marketing no debe estar enfocado a las personas que conoces, ellos te darán dinero si les caes bien. Tu intención es llegar a los desconocidos más interesados ​​en el tipo de historia que estás contando. Muchos cineastas solo mantienen sus campañas limitadas a otros cineastas. No conozco a ningún cineasta que NO esté buscando dinero para financiar sus proyectos, y hablo de cineastas independientes o que están en la industria. Si bien pueden amarte y apoyarte, debes aventurarte fuera de ese grupo para encontrar fuentes alternativas para la donación.

Pregunta cualquier persona promedio en la calle qué es el crowdfunding y te dirán que no tienen ni idea. Este es el tipo de gente que te interesa, los que no están completamente agotados de ver a sus amigos intentando conseguir dinero en redes sociales y que podrían disfrutar de lo que estás haciendo.

4) La duración de tu campaña es demasiado larga.

Kickstarter ha aconsejado que las campañas más exitosas son las más cortas. ¿Por qué? Porque tú y todos los que te conocen hacen las donaciones en un periodo menor a los 30 días. Después de eso “el atractivo” se detiene, la gente se cansa, tú también te cansas. Establece la meta para un máximo de 30 días y trabaja sin parar durante ese tiempo.

5) Sólo ofreces camisetas y DVDs como recompensas.

Esto no es nada significativo o imaginativo. He visto “Directores”  cuyo trabajo deja mucho que decir, que hasta ofrecen su firma sobre el guión como una de las mayores recompensas, o incluso una entrevista de 1 hora… ¿Pero qué diablos me estás contando?

Personalmente yo no dono en base a las recompensas, sino en lo bien que conozco a la gente y cuánto creo que pueden llevar a cabo el proyecto, sin embargo muchas personas sí que se mueven en torno a las recompensas. Se creativo en lo que puede dar a los donantes, piensa qué es realmente lo que les gustaría, qué necesitan y, lo que es más importante, habla de ellos. Muchas veces en el crowdfunding los créditos como productor empiezan a ofrecerse en las mayores donaciones. Ellos ya están siendo productores. Ofreceles un viaje para participar en el making of, formar parte de las entrevistas, un pequeño cameo. Se original, no se trata de ti, se trata de ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s