Cine Críticas

Crítica de “El increíble finde menguante”- La voz de una generación

Como una gran obra de literatura, pintura o poesía “El increíble Finde Menguante” de Jon Mikel Caballero tiene la capacidad de cambiar la forma en que uno siente y piensa. Es el mayor cumplido que puedo hacerle a una película. Califico a esta película a la altura del Séptimo Sello, Fresas silvestres, Vida de vigilia, Historia de Tokio o Ikiru como uno de los movimientos que tiene la capacidad de cambiar.

El Increíble Finde Menguante es una película extremadamente entretenida con una muy buena actuación de Iria del Río, en quien recae la gran responsabilidad de ser la voz de una generación perdida (la mayoría de los nacidos en los 80’s y 90’s podrán fácilmente identificarse). La trama gira en torno a una joven de treinta años, Alba , que se va a pasar un fin de semana despreocupado a una casa de campo con sus amigas de la infancia y sus respectivas parejas. Todo se tuerce en el momento en que su novio, Pablo, interpretado por Adam Quintero la deja. Al despertar el “día siguiente”, descubre que se encuentra atrapada en un bucle de tiempo, viviendo el día una y otra vez.

El desafío aquí para el cineasta fue en términos de guión, edición y presentaciones, teniendo en cuenta que los “bucles” que atraviesa el personaje podrían volverse redundantes para la audiencia después de un tiempo. Sin embargo a esta premisa vista en anterioridad en clásicos como “El día de la Marmota”, se añade el hecho de que las cicatrices físicas y emocionales de Alba son arrastradas a cada nuevo comienzo, junto con el factor de que en cada bucle cuenta con menos horas para realizar la lista de tareas que le harán ser mejor persona. Además, el cineasta acaba dando a la vieja premisa un aire fresco e innovador al utilizar la relación de aspecto como elemento de la narrativa visual para crear claustrofobia y verdadera desesperación emocional. Esta técnica no está para hacer una obra pretenciosa, sino que es una mirada a contrarreloj de la vida prosaica de la protagonista. También un factor importante que la diferencia, es el hecho de que esta vez las adversidades a las que se enfrenta están directamente ligadas a ella desde un punto de vista emocional. No hablamos de rescatar a un desconocido en un restaurante que se está atragantando con un trozo de comida, estamos hablando de prestar atención a los detalles de la gente que nos rodea, y de cuestionar las cosas que damos por sentadas en nuestra realidad, como puede ser el amor incondicional de nuestros padres que en algunos casos resulta asfixiante y no nos deja evolucionar.

Es una película que te engañará al principio con un tono ligero e informal. Sí, resulta algo divertida en algunos momentos, pero no se equivoquen, es una película con un fuerte trasfondo filosófico y una gran carga dramática. Esta es una cualidad que separa a El Increíble Finde Menguante del resto de las películas con una intención similar. Te dice lo que pretende en sus términos. Trata con las preguntas que molestan a esta generación individualista, que cree ser eternamente joven y estar en la mejor parte sus vidas; es decir, mira al espectador y le pregunta hacia dónde va, cuál es su propósito como individuo, invita al existencialismo y defiende viejos valores relegados como el amor y el compromiso, sobre todo el compromiso con uno mismo para salir de su zona de confort, ser alguien útil y productivo en la sociedad .

El verdadero regalo de Jon Mikel Caballero es inducir la mayor participación de la audiencia. La película no solo es estimulante e inusualmente absorbente, sino que también nos coloca en el lugar del personaje principal. Es inteligente e imaginativa. No pasa los pequeños detalles del personaje principal. Rozando el thriller, es una experiencia que sorprenderá a los entusiastas del cine experimental. Para las audiencias a quienes les gusta sentarse y relajarse, esta película puede suponer un desafío sentimental. Requiere que sigamos, participemos y juntemos las piezas del rompecabezas generacional. No proporciona respuestas fáciles ni obvias. “El increíble finde menguante” es una de las películas más desafiantes del año, que no debes perderte si estás buscando algo inteligente y original.

La idea del tiempo siempre ha interesado desde el punto narrativo. Podemos ver esto en los mitos clásicos con Prometeo que fue encadenado y condenado a que un ave de rapiña comiera sus tripas una y otra vez. A diferencia de aquél Titán, la voluntad y el corazón de Alba (cuyo nombre no está elegido al azar) son lo suficientemente fuertes para romper las cadenas y ofrecer un nuevo amanecer cargado de optimismo a una generación que no está perdida, sólo distraída.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s